Nueva Chicago recibía en el estadio república de Mataderos al conjunto de Mendoza, Gimnasia y Esgrima. El local cumplió las expectativas y, a través de una goleada 4 a 1, consiguió los tres puntos y llegó a la cima de la B Nacional.

 

El Torito empezó en ventaja desde temprano, luego de que Esteban Orfano llegara al fondo por la izquierda del área centrando para dejar de frente al arco al joven Nicolas Franco, quien definió arriba imposibilitandole a Rodrigo Lugo hacer algo para evitar la primera caída de su valla.

Los visitantes no encontraron reacción sino hasta los diecisiete minutos cuando, desde un tiro libre pateado por Patricio Cucchi, Agustin Silva debió desviar el balón al corner al complicarse la respuesta luego de que la pelota picase antes de llegar a la posición del arquero.

En veinticuatro minutos de partido, el verdinegro tuvo la chance de estirar la ventaja cuando Juan Sanchez Sotelo quedó frente al guardameta contrario y, luego de que este desviara su remate, rechacen en la linea para evitar el segundo gol.

Dos minutos después, al caer el centro de Arnaldo Gonzalez desde el corner, Jonathan Fleita apareció en el segundo palo para definir y solo un rebote en un contrario evitó que el defensor festeje el tanto.

Chicago era mas, manejaba el partido a gusto en búsqueda del segundo gol. En 33′ minutos, desde un tiro libre a ejecutarse en la izquierda del campo de juego, la pelota le llegó en la entrada del área a Esteban Orfano quien buscó sorprender desde lejos pero su remate se fue alto.

En 41′, Juan Sanchez Sotelo volvió a desperdiciar la chance de agrandar el resultado a favor de su equipo cuando, luego de que le llegase la pelota rebotada por Nicolas Franco, el ex Arsenal no pueda darle fuerza ni dirección a una volea que dejo el balón en las manos de Rodrigo Lugo.

Un minuto después, Gimnasia volvió a tomar protagonismo. Pero justamente, si de protagonismo se habla, el gran destacado en las aproximaciones del conjunto visitante fue Agustin Silva, evitando el empate en dos cabezazos. El primero a Sebastian Matos, rechazando el balón al tiro de esquina desde el cual vendría el envió al área que cabecearía Gabriel Fernandez pero que no complicaría de más al uno de Chicago.

Ya en el final del primer tiempo volvió a aparecer en escena el único jugador con claridad de Gimnasia, a los 48′ Patricio Cucchi sacudió el travesaño con un remate que buscaba el palo derecho del arquero local.

Asi se iba la primera parte, Chicago dominaba con tranquilidad pero sin poder aumentar la ventaja, mientras que Gimnasia de Mendoza no encontraba respuestas desde el fútbol.

Al amanecer del complemento, Gimnasia salió mas decidido y, luego del rechazo de un corner por parte de los jugadores del Torito, Emannuel Garcia sacó un zurdazo que se incrustó en el primer palo del arco defendido por Agustin Silva, logrando así el empate a los tres minutos de la reanudación del juego.

Parecía que el visitante daba un duro golpe a Chicago pero el carácter del verdinegro pudo mas y a los doce minutos Juan Sanchez Sotelo castigo de zurda sin darle chance en el mano a mano a Rodrigo Lugo para devolverle el triunfo al Torito.

Jose Maria Bianco no solo tenía el resultado de su equipo en contra, sino también sus jugadores daban nuevos dolores de cabeza al director técnico. Tal es el caso de Gonzalo Bazan, quien se retiro a los dieciséis minutos con una molestia dejando su lugar a Juan Bauza.

Chicago se tornó insaciable y salió de manera directa a aumentar la ventaja ante un rival desorientado en el funcionamiento. A los dieciocho minutos, Nicolas Franco pudo haber festejado su doblete si Gabriel Fernandez no hubiese evitado que la pelota ingrese en la linea y con su arquero vencido.

Al minuto de la ocasión de gol evitada por el central, Juan Sanchez Sotelo ingresó en el área y fue derribado dentro de esta por Rodrigo Lugo, que se salvó de la expulsión. El mismo 9 del Torito se hizo cargo del penal y lo cambió por gol, Chicago pasaba a vencer tres a uno en veinte minutos del segundo tiempo.

En veintitrés minutos, Gimnasia encontraba la reacción cuando Patricio Cucchi descontaba. Finalmente, el tanto fue anulado por offside del diez. Dos minutos después, Emannuel Garcia volvió a probar suerte desde afuera, pero en este caso Agustin Silva contenía el remate sin problemas.

Walter Perazzo comenzaba a mover el banco en  veintinueve minutos, en primera instancia obligado por la molestia física que sufrió Jonathan Fleita quien dejo su lugar a Almir Soto Maldonado. El segundo cambio se producía por la salida de Gonzalo Miceli reemplazado por Gonzalo Vivas.

A los 31′, el verdinegro ya era amo y señor del partido. Y, para sumar el buen pasar en el partido, Juan Sanchez Sotelo volvió a definir certeramente de cara al arco rival, sellando la goleada y su hat-trick.

Lo demás es anecdótico, el ingreso de Crhistian ”gomito” Gomez hizo estallar en aplausos a todo el publico del República de Mataderos tanto para el ídolo que ingresaba por Arnaldo Gonzalez, quien le daba su lugar al veterano enganche luego de un partido en el cual fue el mas desequilibrante de su equipo.

Luego del cuarto gol el encuentro se cerró dejando como destacados los remates de Patricio Cucchi, quien fue la demostración del mal partido de su equipo al irse muy por encima del arco. Por el lado de Chicago, Nicolas Franco pudo poner el quinto y así festejar su doblete pero su remate paso medianamente cerca del primer palo sin dar mayor peligro.

Con esta victoria, Nueva Chicago se subió a lo mas alto de la categoría superando en la tabla a Sarmiento de Junin por un punto. Del otro lado, Gimnasia de Mendoza dejo pasar la chance de conseguir puntos para lograr ingresar en puestos de reducido.

 

Por Franco Gutierrez