En ‘La Fortaleza’, el granate recibía a Independiente. En las apuestas, el Rojo era claro ganador. Pero, contra todo pronóstico, el equipo de Luis Zubeldia dio el golpe y venció 1 a 0 al conjunto de Holan.

El local arrancó con todo y completamente decidido a hacerle frente a Independiente. Tan así que, a los cuatro minutos, luego de desbordar por la izquierda, Marcelino Moreno lanzó un centro en la búsqueda de la cabeza de Sebastián Ribas, el balón no llegó a destino gracias al desvío del capitan y arquero del rojo Martín Campaña.

Lanús dominaba, pero no era claro frente al arco del uno uruguayo. Del otro lado, el visitante no reaccionó si no hasta los veintiún minutos cuando, a raíz de un corner, Jorge Figal quedó frente al arco derrochando la oportunidad al entregar el cabezazo directo a las manos de Matías Ibáñez.

Al minuto, Lanús volvía a tomar el protagonismo, esta vez en los pies de Tomás Belmonte, quien remató desde fuera del área exigiendo al guardameta charrúa a rechazar el remate con una estirada hacia su derecha. Pero no todas fueron buenas para Martín Campaña, ya que a los 35′, luego de una salida en falso después de un corner, dejó la pelota en poder de Lautaro Acosta, quien perdió la chance enviando la pelota por encima del arco.

Ya cerca del final del primer tiempo caía un centro dentro del área local, este envío era cabeceado por Emanuel Gigliotti sin éxito, ya que el disparo salía sin fuerza ni dirección hacia las manos del arquero granate.

La primera parte se iba sin goles, aunque Lanús mereció más ante una imagen de Independiente que dejaba más que inconformes a las expectativas que se tenían sobre el equipo de Holan.

El complemento comenzaba de la misma manera que se desarrollo el primer tiempo con Lanús dominando el juego e independiente a la espera. A los dos minutos de juego de la segunda parte Tomás Belmonte tenía una nueva oportunidad con otro remate desde fuera que Martin Campaña contenía con seguridad.

A los nueve minutos, Lanús volvía a tener chance de marcar cuando un centro enviado desde la derecha no era desviado con total precisión por Sebastián Ribas y la pelota se iba lejos del palo izquierdo del arco visitante.

Marcando los once minutos, un mal pase en el fondo granate derivaba la pelota hacia los pies de Silvio Romero, quien habilitó a Emanuel Gigliotti que remataba de primera hacia las manos de Matías Ibáñez,  que controlaba sin rebote. Al minuto de esto, en la réplica de Lanús, Facundo Quignon remataba de zurda cruzado, pero en el trayecto el balón se desviaba y dejaba a contra pierna a Martín Campaña, quien se las arreglaba de todas formas para hacerse con la pelota en un solo tiempo.

Iban diecisiete minutos cuando Ariel Holan tomaba la decisión de gastar todos sus cambios en un solo movimiento, haciendo ingresar a Martín Benítez, Ezequiel Cerutti y Francisco Silva en lugar de Fernando Gaibor, Silvio Romero y Nicolás Domingo. Cuatro minutos después, Luis Zubeldia también movía el banco dando ingreso a Pedro De La Vega, quien reemplazaba a Sebastián Ribas.

El cronómetro marcaba los veintiséis del complemento cuando Emanuel Gigliotti estuvo cerca de darle la ventaja a su equipo, cuando su cabezazo se desviaba en el camino llegando a impactar el palo derecho defendido por Matías Ibáñez.

En veintinueve minutos se producía el cambio más efectivo del partido, Marcelino Moreno (de muy buen partido) era reemplazado por Gastón Lodico, el mediocampista fue decisivo ya que a los 34′, luego de un desborde de Pedro de la Vega, recibió el pase del “zorro” y definió para marcar el único gol del partido y darle la ventaja de su equipo.

Ya con el resultado a favor de su conjunto, a los 39´, Luis Zubeldia enviaba a la cancha a Nicolás Thaller en lugar de Leonel Di Plácido para sellar más la defensa granate.

En el final del partido las revoluciones se aumentaron llevando a que las tarjetas amarillas en ambos equipos, las cuales eran una por lado (Fernando Gaibor y Gabriel Carrasco), aumentaran, ya que vieron la amarilla el ingresado Nicolás Thaller, Pablo Hernández y por último Tomás Belmonte.

Con el partido concluido, Lanús se lleva, además de los tres puntos, un nuevo voto de confianza hacia el cambio de rumbo que están tomando los resultados desde la llegada de Luis Zubeldia. Mientras que del lado de Independiente, se vuelven de la visita a la fortaleza con el lamento de haber perdido una oportunidad de acercarse más a Racing.

 

Por Franco Gutierrez