Fue victoria para Central Córdoba , por dos tantos sobre uno. El primer gol llegaba en la apertura del partido, apenas a los dos minutos, Javier Rossi, de media vuelta, sacaba un gran derechazo para poner a su equipo al frente en el marcador. Temperley llegaba al empate, mediante un gran centro de Sebastian Prieto y quien remataba de cabeza era Federico Mazur, para poner el partido uno a uno. Pero la alegría no le duró ni un minuto, los dirigidos por Gustavo Coleoni, se ponían nuevamente al frente, la fórmula fue, centro de Aníbal Bay y cabezazo de Javier Rossi. Temperley en el segundo tiempo intentaba con un hombre menos, pero no llegó a buen puerto.

En una mañana de calor, en el sur de la provincia de Buenos Aires, jugaron Temperley y Central Córdoba SdE. Ya situados en el estadio Alfredo Beranger, el árbitro, Adrián Franklin, dio comienzo al partido.
La primera situación de peligro, iba a ser el gol de la visita, apenas a los dos minutos la pelota le quedaba a Javier Rossi en el área, quien había quedado de espaldas al arco de Pablo Campodónico, sacó un gran remate de media vuelta y puso el balón sobre el palo izquierdo del arquero. El ferroviario se encontraba al enfrente en el marcador con apenas dos minutos de juego. El local, que parecía algo dormido al iniciar el encuentro, a los seis minutos buscaba igualar las cosas, Federico Fattori abrió el balón para Federico Mazur , este último ejecutó un pase hacia atrás para la llegada de Lucas Mancinelli que definió por arriba del travesaño. Siete minutos más tarde, Leonardo Di Lorenzo sacó un disparo desde afuera del área, el balón parecía irse por el fondo, pero para evitar complicaciones César Tobar, desvió el balón al córner. En los primeros minutos se veía un Central Córdobas SdE, mejor posicionado, ganando las divididas, que a la hora de atacar lastimaba.
Gustavo Coleoni, tuvo que mover el banco a los diecinueve minutos, por una molestia física de Nahuel Luján, en su lugar ingresaba el número dieciocho, Lautaro Robles. Ya con los treinta minutos cumplidos, el partido se había emparejado y el visitante trataba de enfriarlo. Dos minutos más tarde, el gasolero movía el balón de un lado a otro, con paciencia, la pelota le quedó por el sector izquierdo a Sebastián Prieto quien sacó un gran centro al área. Federico Mazur ganó de cabeza e igualó el partido, el lateral se mostró un tanto efusivo en el festejo del gol.
La alegría al gasolero no le duraba ni un minuto, los visitantes movieron desde el medio y jugaron el balón hacia la izquierda para Aníbal Bay, quien se proyectó hasta el fondo y logró sacar un gran centro, para que nuevamente Javier Rossi gane de cabeza en el área y ponga dos a uno al ferroviario.
La primer amarilla del encuentro era para Lucas Mancinelli, a los treinta y ocho minutos. Antes de finalizar la primera parte, el visitante hizo su segundo cambio, nuevamente por una molestia física, salió Lautaro Robles y el que ingresaba era Pablo Ortega. La última de la primera etapa, la tuvo el local. Proveniente de un centro de Lucas Mancinelli, en el área la bajaba muy bien Mauro Cerutti para invitarlo a Leonardo Di Lorenzo a que saque el remate. “Tiki Tiki” sacó un gran disparo que César Tobar desvió a córner.

De esta manera, el encuentro se iba al descanso dos a uno a favor del visitante

Al inicio del complemento, Cristian Aldirico decidió hacer un cambio, se retiraba Mauro Cerutti y su lugar era ocupado por Leandro Gonzalez. A los nueve minutos, el celeste tuvo una gran oportunidad con un tiro libre cerca del área, el encargado de ejecutarlo era el número diez, Lucas Mancinelli, ese tiro pasó muy cerca del travesaño.
Cuatro minutos más tarde, Pablo Magnin ganó de cabeza en el área y el balón dio en el palo izquierdo del arquero visitante, luego del rebote Federico Mazur disparó y hubo un roce importante en la mano de un jugador de Central Cordoba SdE. Los jugadores protestaban pero el árbitro muy seguro señalaba que fue casual, el línea tuvo un papel fundamental, ya que por el intercomunicador le comunicó al juez Adrián Franklin que era penal. El árbitro amonestaba al jugador Aníbal Bay y señalaba penal para el local, el encargado del ejecutarlo fue Pablo Magnin que estrellaba el balón sobre el travesaño y el marcador continuó igual.

A los diecisiete minutos, Federico Mazur fue expulsado, por golpear al lateral izquierdo Aníbal Bay en su rostro, de esta manera el conjunto celeste se quedaba con un hombre menos. El segundo cambio de Temperley, llegaba dos minutos después de la expulsión. Se retiraba el número ocho, Federico Fattori y su lugar era ocupado por Mauro Guevgeozian, quien apenas dos minutos más tarde, pisaba el balón con gran categoría, para luego sacar un gran centro al área, ese balón lo encontró a Pablo Magnin que sacó un remate de cabeza algo bombeado, parecía que ingresaba en el ángulo pero el arquero visitante le negó el gol, quedándose con la pelota.
A los veinticinco minutos, el árbitro, le mostraba la tarjeta amarilla a Leandro Gonzalez por dejar la pierna extendida, e impedir que el rival pase.

Más tarde la visita hacía su última variante, ingresaba Alfredo Ramírez en lugar de Ezequiel Barrionuevo.
Los dirigidos por Crisitian Aldirico iban en busca del empate a pesar de jugar con un hombre menos, pero a los treinta y siete minutos hubo una desatención en el fondo. Cristian Paz quería dejarle la pelota al arquero, Pablo Campodónico, pero no salió con tanta potencia y la pelota quedó muerta en tres cuartos de cancha, el error era aprovechado por Javier Rossi quien se iba mano a mano con el arquero, ante su salida decidió lanzar el balón por encima de él y esa pelota terminó dando en el travesaño, para la fortuna del conjunto local. Pablo Campodónico estuvo muy atento y achicó muy rápido al delantero visitante.

Sobre el cierre del partido, precisamente a los cuarenta y cuatro minutos, Temperley agotó los cambios, se retiró Roberto Brum extenuado y su lugar era ocupado por Santiago Giordana en busca de la igualdad. Temperley necesitaba sumar, intentó hasta el final, pero no fue preciso. El conjunto santiagueño bien parado en el fondo no sufría sobresaltos. El encuentro llegaba a su fin y Central Córdoba SdE se llevaba tres puntos de oro.

Temperley hace dos partidos que no puede ganar, arrastra dos derrotas al hilo, se encuentra 13º en la tabla de posiciones, debe ganar los dos partidos que le quedan y esperar de resultados para ingresar al reducido, la próxima fecha vista a Almagro.
Mientras que Central Córdoba SdE, ya más tranquilo, con un pie adentro del reducido, viene en levantada tras eliminar a Nueva Chicago de la Copa Argentina, está 4º en la tabla y la próxima fecha tendrá el clásico, recibe a Mitre SdE.

Por Emanuel Vaquera